James Dean

FB_IMG_1471778394587

Abrigado… con las manos en los bolsillos, un pitillo sin filtro apenas humeante apagado por el frío de la mañana, vapor que supera al Lucky Strike del tiempo. Suerte que dejó de acompañar aquella mirada de cabeza agachada y miopes ojos entornados para ajustar mejor la visión tímida de su arrancada y eterna juventud.

Al este del edén se encuentra un rebelde sin causa, gigante actor en tan poco tiempo, nunca nadie más fue promesa y veteranía a la vez, solo tú, James; un chico de peinado desenfadado y melancólico semblante, ojos tierra de caminos al sur de Texas, recostado en un Jeep con sombrero de perfiles soñados.

Pequeño bastardo gris color tragedia, Porsche descapotable de ilusiones hechas añicos. Y en el cruce de tu vida un joven apresurado chocó en tu última escena, esa que no queremos recordar, accidente que te llevó para desaparecer…

Pero siempre vuelves Dean, en cada fría mañana de tibios corazones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s