Promesas del Arno

DSC_0406.JPG

Caminar sobre las aguas, Jesús fue el primero y después Peter Sellers en Bienvenido Mr. Chance. Más tarde un mago sobre el Támesis pero con truco. No hay trucos para el alma, solo pasos firmes bajo un suelo que se hunde. Caminar sobre las aguas es la fe de las promesas, promesas incumplidas pero dichas. Como un piso que nunca es firme pero sí deseado. Los deseos se evaporan como el agua bajo mis pies, al calor de un amor de verano, intenso y pasajero. Solo camina sobre las aguas quien de verdad ha amado o sea capaz de amar. No todo el mundo esta capacitado para amar, ni sabe, ni quiere. Quien pueda caminar sobre las aguas ha amado, yo he amado. Hay quien ama sin saberlo o más bien sin darse cuenta, como Peter Sellers, que amaba al margen de la sociedad. Autista de sentimientos pero intenso en su obra, una obra a la que nunca hay que dar importancia, la vida es importante, tú eres importante.

Hemingway amaba con intensidad, brusquedad incluso, amaba con fuerza, amaba de día, de noche, amaba lo terreno; amaba el vigor y la inmortalidad que solo da el sexo apasionado… pero no se amaba él. Cuando haces el amor te crees inmortal, es el único momento en el que juegas a crear aunque no lo creas, por eso es mágico si es de verdad… no siempre es mágico, la magia esta reservada para momentos especiales; piensa en ese momento mágico, hay otros por llegar.

En el río Arno pude caminar, no sobre momentos vividos allí, sino sobre momentos vividos en mí. Cuando has amado sobre otros ríos se crea un vínculo de agua. Si has amado en el Tiber, en el Nilo, en el Arga o el Guadalquivir puedes desembocar en afluentes de vida que conducen a océanos de experiencia. Tal vez creer en esa desembocadura de mar te hace respirar mejor, te ayuda a verlo todo con mayor amplitud, es el horizonte de tu propia vida, si conectas con ella se da la hiperrealidad y eres consciente de ti mismo. Jesús caminaba sobre las aguas porque amaba, amaba de verdad, lo demás son trucos y promesas, verdades del momento, instantes de vidas pasadas…son… Promesas del Arno. DSC_0411~2
DSC_0403~2

DSC_0413

DSC_0404~2~2

Anuncios

2 Respuestas a “Promesas del Arno

  1. ¡Muy bonito!
    No todo el mundo esta capacitado para amar, ni sabe, ni quiere.
    Hemingway amaba con intensidad, brusquedad incluso, amaba con fuerza, amaba de día, de noche, amaba lo terreno; amaba el vigor y la inmortalidad que solo da el sexo apasionado… pero no se amaba él. Cuando haces el amor te crees inmortal, es el único momento en el que juegas a crear aunque no lo creas, por eso es mágico si es de verdad… no siempre es mágico, la magia esta reservada para momentos especiales; piensa en ese momento mágico, hay otros por llegar.

  2. Mil gracias Carmen, me encanta tu nombre por cierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s