El niño que vino del mar.

Aylan

Soy hijo de navarros emigrantes, mi bisabuelo vivió en Guinea, El Congo, Argentina y Perú. Mi padre es peruano, nacido en Lima y siente el país que le vio nacer como suyo, es peruano de corazón, de alma navarra y universal. Porque un día mi abuela partió en barco hacia las américas para cruzar el océano del tiempo por un motivo de peso: Luchar por su familia.

Los flujos migratorios son la evolución natural del ser humano en su crecimiento de conciencia social, clave para su desarrollo en comunidad. La solidaridad no entiende de credos políticos, hay que superar la idea de izquierda o derecha en esta cuestión. la palabra “Solidaridad” debe elevarse ante conceptos populistas que generalizan y juegan con el miedo de las masas. Es el momento de madurar ante este reto social y humanitario y quitar el biberón de la boca del norte de Europa. España a través del conjunto de los españoles como pueblo multicultural y diverso esta preparado para acoger a otro pueblo como otros pueblos han acogido al nuestro en tiempos difíciles. La idea de “Patria” no es un concepto fronterizo y terrenal, lo delimitan las personas que habitan en convivencia bajo un principio de respeto, que esta basado en una única religión universal: El Humanismo. Y ese humanismo es la lección que nos ha traído la marea de la realidad en forma de niño, como un azote cruel, la muerte infantil en orillas de una Europa que naufraga en economía moral de frías aguas.

Hay quien dice que entre tantos refugiados hay terroristas, he oído la palabra “Caballo de troya”. Es momento para dar una lección cívica sin dejar de combatir el terrorismo, no podemos permitir más niños, que ojo, llevan años muriendo en su entrada a través del sur de España. Hay una guerra, hay diferentes credos (entre ellos radicales si) pero también hay familias que llevan años acogiendo inmigrantes en silencio y el reto nadie dijo que fuera fácil, no hay situación límite que lo sea.

Recordemos el mensaje que trajo un niño, el niño que vino del mar y luchemos por un mundo al que pertenecemos todos.

Anuncios

2 Respuestas a “El niño que vino del mar.

  1. La foto que removió la conciencia del mundo, lamentablemente son centenares de personas las que mueren cada día en los diferentes corredores migratorios; pero hace falta una imagen así para “madurar ante esto reto social y humanitario” que ha estado presente a lo largo de los años como parte de la vida del ser humano, como parte de mi vida, como la de muchos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s