Raúl de la Fuente, Goya por Minerita.

RAÚL DE LA FUENTE

mineritaHabía anochecido aquella fría tarde de enero de 2012. Llegué a Unciti buscando la casa del bueno de Raúl. La calle me recibió desierta salvo cuatro ladridos de un perro de caza a modo de buenas tardes, se me acercó olisqueando y tras unas caricias siguió dócil su caminar saltarín.

Hacía tiempo que no veía a Raúl, esa misma mañana había estado con su padre junto a una cafetería de Noáin, le pedí el número de teléfono de su hijo y muy amablemente me lo dio. Uno se alegra cuando alguien tan cercano gana algo tan importante o esta tan cerca de hacerlo. Un Goya es una Liga, una Champions, un Balón de Oro. Y Raúl, el chaval de pelo largo que jugó en el Noáin, el hermano de Chus, era finalista.
Recuerdo a Raúl hace años cuando era cámara de Canal 4, cuando coincidía con él en mis primeros pasos en este mundo de lo audiovisual. Siempre comprometido con su trabajo, con su pasión. Lo da todo dentro y fuera del terreno de juego, y faltaba poco para que el torito jugara su primera gran final de Champions.

Llamé a la puerta de su casa de Unciti, un calor hogareño me acogió. Entrar en su casa era como transportarte a cualquier lugar de Oriente, África o ese otro destino que estaba por llegar. Sientes que conectas con su realidad, esa realidad en voz baja que Raúl te la acerca de su mano, de su cámara, y sin alterar el medio, formando parte de él.
Mientras daba al Rec de mi grabadora, junto a la hoguera, su narración me transportaba a Mozambique, a su realidad social; a sus mujeres, su cultura, un viaje de vida que gritaba libertad.

La chimenea crepitaba el aroma a especias, a tabaco, a sur. El humo de su narración me llevó en volandas a la ansiada final. Aquel partido se perdió a pesar del golazo de Drogba, y Virgen Negra no ganó, pero la tocó en corto y dominó el balón.

2014. Dos años después Raúl volvía a plantarse en la gran final, Esta vez con la camiseta de Bolivia y con miles de mujeres mineras en la grada. Sus gargantas al unísono me despertaron aquella mañana. Con el impulso irrefrenable que corea la afición busqué el número de Raúl, pero lo había perdido debido al cambio de mi teléfono móvil. Así que me puse las botas y bajé al campo de mi calle. De nuevo como hacía dos años me encontraba junto a la cafetería de Noáin y esta vez en vez de encontrarme con su padre allí estaba su hermano Chus. Gracias a él recuperé el teléfono, pero no pude localizarlo porque estaba fuera. No me di por vencido y siguiendo el calor de la afición minera ese mismo viernes hablé de la gran final en la Cadena Cope.

El estadio de Cerro Potosí estaba a rebosar días antes de ponerse el balón en juego a pesar de que el gran partido se disputaba en Madrid.

Y por fin llegó el día. Aquel toro saltó al terreno de juego sin perder la fuerza de su melena de antaño. Salió en tromba, sin concesiones y comenzó el tiki-taka:
“Amaia Remírez para Mikel Salas que recorta para Julen Elizari, Gorka Ochoa aguanta el esférico y toca para Ander, ve a Manuel Cristobal y éste se va de uno, de dos… y abre para Raúl que entra como una exhalación por la banda… Llega a línea de fondo y centra con decisión. Al remate Lucía, Ivonne y Abigaíl, las tres protagonistas de la cinta. Y remata Abigaíl de un fuerte testarazo con toda su alma, tan fuerte que rompe su casco de minera. El casco de su vida hecho añicos mientras ve como el cuero se hunde en el fondo la red. Golazo.

Goooooollll (grita Cerro Potosí), gooooooollll (gritan miles de mineras), gooool (grita Bolivia). Y explotan todas las gargantas, también aquellas que nunca pudieron hablar, gritan como la dinamita del Cerro, como ese estruendo de vida y de muerte.

Levantamos los brazos de la victoria por ellas, por Raúl de la Fuente, por Noáin, porque ganaste la gran final. Por el Goya que ya está en el corazón de Unciti y de todos los navarros, por el mejor pueblo de América, África y Oceanía. Por ellas y por las finales que nos quedan por jugar.
Enhorabuena campeón.
Fin de cita”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s