En América -Rodolfo Valentino-

ro
Visitar a Valentino fue un encuentro emocionante, tardé varios días en hacerlo porque el mausoleo donde se encuentra en el Hollywood Forever Cemetery tiene horario de visita y siempre llegaba tarde… hasta que llegué a mi cita y a la hora señalada por el destino. Al final del pasillo a la derecha me encontraba con un sencillo nicho en el que descansa el mito. Nunca faltan flores frescas para Rudolph. Sigue despertando admiración y sorpresa, leer sus líneas en silencio, líneas de cine mudo… estaba ante su mayor icono. Sencillez y elegancia hasta el último momento. Deposité una moneda a modo de tributo y recuerdo. Porque los grandes nunca mueren, siguen presentes en nuestras vidas, en nuestro caminar, en nuestro estilo. Gracias Valentino.
Rodolfo valentino fue probablemente el primer actor mediático de la historia del cine, toda una estrella, ganaba 7000 dólares semanales de la época. Causó un auténtico fervor de masas, algo incontrolado, un fenómeno social sin precedentes en la gran pantalla y la industria del celuloide.
ro2

Después de rodar “El hijo de Caid” Valentino se encontraba en el hotel Ambassador de Nueva York promocionando el film. De pronto sintió un intenso y fuerte dolor abdominal, rápidamente fue ingresado en el hospital más cercano. La noticia de su estado de salud corre como la pólvora y en cuestión de minutos cientos de periodistas, fans y curiosos rodean la clínica. Multitud de Telegramas, flores, rezos… incluso biblias y rosarios, el nerviosismo comienza a ser preocupante e insostenible.

Rodolfo Valentino es operado sufre una peritonitis aguda, después de la intervención el narcisista actor pide un espejo, quiere ver qué aspecto tiene, su meticulosa forma de ser impresiona a los médicos, quiere saber qué cara tiene por si alguna vez interpreta a un enfermo. Pasan las horas y Valentino parece encontrarse peor, su fiebre sube hasta 40 grados, no hay forma de que baje. Rodolfo entra en coma. Las emisoras de radio siguen con atención y casi en directo su evolución e incluso hacen un llamamiento al rezo por su pronta recuperación, todo el mundo escucha atentamente, pero pocas horas más tarde lo peor, Rodolfo Valentino muere, es el 23 de agosto de 1926.
Se desata la locura. Su cadáver es trasladado a la funeraria, la peritonitis aguda era más grave de lo q se creía en un primer momento, una úlcera perforada que se había infectado, muere con tan solo 31 años. En la funeraria se desencadena un desbordamiento fuera de lo común, la gente se agolpa masivamente en la entrada, incluso se rompen los cristales y hay heridos. Ante el mito comienzan a desfilar amigos, amantes… incluso sus dos ex esposas. Su primera esposa comienza a realizar unos alardes de desconsuelo exagerados y teatrales, más tarde se ahorraría sus ademanes sabiendo que cómicamente su ex esposo le había dejado una herencia de un dólar.

Se desata el histerismo total, dos mujeres intentan suicidarse frente al hospital donde ha fallecido la estrella. En Londres una joven llamada Peggy Scott se envenena, es descubierta rodeada de fotos y cartas escritas por el actor.

En Italia Angelina Celestina, una mujer casada y con dos hijos, intenta matarse bebiendo yodo y pegándose dos tiros. Fue encontrada todavía viva en el suelo de su casa rodeada de fotos y recortes de periódico q citaban al joven actor.

En Paris un hombre ascensorista del Ritz, se suicida cubierto de imágenes de su ídolo.

Él cuerpo del divo es trasladado en tren Desde Nueva York hasta Los Ángeles, de costa a costa parando en Chicago para que su cuerpo también fuera exhibido allí. Finalmente sus restos son enterrados en el cementerio de Hollywood Forever Cemetery (antes Hollywood Memorial Park Cemetery). Su tumba fue visitada diariamente durante meses, y numerosas seguidoras se desmallaban ante el mausoleo.

Aunque la causa oficial de su muerte fue una peritonitis aguda ya sabemos de la afición conspiranoica que existe en EEUU y se comenzó a especular con otras hipótesis que si le había envenenado una dama de la alta sociedad, que si había sido el marido de una de sus múltiples amantes, que si había sido víctima de la sífilis…etc. Su intensa vida amorosa no era un secreto y sus problemas por ello tampoco. Pero sin duda el rumor q obsesionó al actor fue su supuesta homosexualidad, eso a él le molestaba muchísimo, incluso llegó a retarse con un periodista a un combate de boxeo por insinuarlo. El hecho de este rumor principalmente era que para la época no era usual el excesivo cuidado que mantenía de su cuerpo, podríamos hablar del primer metrosexual de la historia, cuidaba el aspecto físico hasta límites insospechados, incluso en ocasiones se maquillaba y depilaba para dar un aspecto pulcro y limpio de su piel. Siempre peinadísimo, aseado y bien afeitado, sobre todo perfumado. También el cotilleo se alargó al saberse que sus dos ex esposas eran lesbianas, aunque no era nada raro sabiendo el ritmo de vida sexual tan acelerado que gracias al dinero ejercían. Al actor estas habladurías sobre su supuesta virilidad le obsesionaron tanto q incluso preguntó a su médico si realmente tenía aspecto de homosexual. Como digo era un autentico metrosexual que se cuidaba muy mucho.

Después de su muerte cuenta la leyenda que durante décadas una dama de negro al caer la noche acudía ante su tumba y depositaba flores, más tarde se iba sin hacer ruido, nadie nunca supo quién era. Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi di Valentina. Conocido en inglés como ‘Rudolph Valentino’, sin duda todo un sex symbol.
rodolfo-valentino_large

REFLEXION SUBJETIVA
Pulcro en sus conquistas esquivas de compromiso y amante intenso de alcobas vacías de sentimiento, su amor era propio, narciso de espejos en aguas cristalinas, las mismas que reflejaba su éxito, el mito murió joven triunfando en excesos de nocturnas pasiones, el destino le condujo al ocaso repentino, exotismo italiano de los felices años veinte, calles americanas de optimismo en bailes solitarios de damas de pelo corto ágiles de amor. Delgadas siluetas de sonrisas en blanco y negro que tan solo Valentino supo colorear. Eran amantes casadas de un pequeño sueño que ejercía de héroe en pantallas gigantes. Su rostro creyose ser el de un redentor del nuevo exotismo metrosexual que jamás lo supo. Fue un galán refinado de smoking impecable y manos de seda solo accesibles a caricias imaginadas. El perfume de su mirada era el mismo que el amanecer de su presencia, hoy nos observa desde el otro lado del aquel lago en el que todavía hoy baña su recuerdo, un recuerdo vivo… siempre que tengamos un espejo a mano para poder observarnos, eterno Rodolfo Valentino.

ro3

Anuncios

2 Respuestas a “En América -Rodolfo Valentino-

  1. Me ha encantado!!! Escribes fabulosamente. Te doy la enhorabuena!! Un saludo

  2. Muchas gracias!!! En breve te aviso sobre un artículo q seguro te gustará…. ya verás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s