CRÓNICAS NORMANDAS -Capítulo 20- Sainte-Mére-Église.

stmer Sainte-Mère-Église es la célebre localidad donde cayeron los paracaidistas norteamericanos en la madrugada del 6 de junio de 1944 a las 4.30 horas. La película “El día más largo” dirigida por el tridente Ken Annakin, Andrew Marton y Bernhard Wicki lo recrea muy bien. Un film repleto de conocidos actores como John Wayne, Henry Fonda, Robert Mitchum, Richard Burton o Sean Connery.

Llegar a Sainte-Mère-Église es retroceder en el tiempo, o mejor dicho no moverse de él, estás en 1944.

st mere

stmere2

Es la ciudad de Los Airborne, los hombres que vinieron del cielo para liberar el lugar. Muchos cayeron en el pueblo pero otros quedaron perdidos en el Bocage normando aquella noche. Recuerdo con emoción cómo entré en el mismo jardín de una vivienda donde aquella noche un paracaidista cayó sin saberlo. Resultó ser la casa de un oficial alemán, que alertado por el ruido se despertó y rápidamente se puso las botas bajando las escaleras para ver qué ocurría. En la puerta le esperaba un joven soldado que confundido apuntaba con su arma para hacer prisionero al recién despertado nazi. El soldado americano recordaba un detalle casi cómico: el mando alemán llevaba las botas puestas al revés.

DSCF1194Otro detalle a modo de recordatorio que llama poderosamente la atención es el paracaidista que cuelga del campanario, sin duda un bonito homenaje a lo que le ocurrió al sargento John M. Steel, que accidentalmente en su descenso quedó atrapado con el paracaídas en la torre de la iglesia, milagrosamente sobrevivió y cuando acabó todo dijo sentirse realmente mal y casi sordo al tener que soportar durante toda la batalla el continuo replicar de campanas. Bueno, al fin y al cabo estaba vivo.

DSCF1185DSCF1182DSCF1178Las calles tienen el respirar de antaño, acertados carteles están colocados en el mismo ángulo desde donde se fotografiaron a los soldados avanzando. Apenas nada ha cambiado. Recuerdo para siempre un momento casi mágico, me coloqué exactamente en el mismo lugar 67 años después donde habían estado en formación soldados alemanes. Es difícil expresar qué se siente cuando crees estar tan cerca de la Historia, nuestra Historia Contemporánea.

allemstmereallemand

Las calles tienen vida, un mercadillo moviliza a turistas y habitantes, todo gira en torno a la plaza central, frente a la Iglesia. Bares, tiendas militares, puestos de frutas, ropa, plantas y comestibles ocupan el centro. Tomamos algo fresco y realizamos una espontánea ruta al aire libre, también está el museo de los Airborne pero no acudimos, el museo palpitante está en las propias calles, en el propio lugar. Compro con ilusión un bonito “zurrón” militar verde, muy auténtico, algo desgastado pero genuino. Igualmente me hago con una chaqueta del ejército francés, también verde. Un recordatorio de un lugar clave en el Día D.
La noche cae sobre Sainte-Mère-Église y decidimos cenar en Saint-Lô.

DSCF1187DSCF1205DSCF1197Al día siguiente 25 de Agosto de 2011 volvemos a St. Mère-Èglise, el día esta radiante y paseamos en una ciudad auténtica que se muestra amable y enérgica. Compro unos cacahuetes en un puesto ambulante y acudo a la iglesia, esta abierta. En la puerta observo el rostro de un hombre anacrónico, como de otro tiempo, un señor vagabundo con su perrito que con la ropa hecha jirones me observa con una mirada tan triste que me atraviesa. Le ofrezco mis recién comprados cacahuetes que sonriendo acepta compartiendo con su cariñoso animal.

El día respira afable y el sol se muestra en su esplendor, reflejando la historia en el soldado que sigue suspendido en el campanario, en la plaza con sus humildes puestos, en las gentes que caminan con sus cestos, en los ancianos sentados en bancos apoyados por su bastón, en la mirada azul de un vagabundo agradecido… en la mano de una pareja que aprieta su amor. Es Sainte-Mère-Église, aquel lugar sencillo que la guerra decidió cambiar para siempre un martes de 1944. Aquel lugar que yo recordaré para siempre en compañía solitaria.

Anuncios

2 Respuestas a “CRÓNICAS NORMANDAS -Capítulo 20- Sainte-Mére-Église.

  1. ¡Que recuerdos, amigo Mikel! Magnifico retrato de una tierra sagrada.

  2. Tierra sagrada, así es maestro! Un fuerte abrazo amigo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s