Crónicas Normandas -Capítulo 17- Villers-Bocage (Parte I)

Crónicas Normandas –Capítulo 17- Villers-Bocage. Parte I.
DSC00241
Era una mañana desapacible, habitual en esas tierras incluso en agosto. Me encontraba en Villers-Bocage una pequeña localidad normanda, un pueblecito testigo de una de las batallas más legendarias de la II Guerra Mundial. A algunos les sonará por su fama terriblemente contemporánea de juegos de guerra en aquello llamado Play Station y su Call of Duty. Quién iba a decir tanto a Aliados como al Eje que sesenta años después los herederos de aquellos soldados íbamos a jugar a la guerra con un invento llamado videojuego…bueno, al fin y al cabo… mejor así.

Un bar junto a la carretera anunciaba que tenía wifi y cerveza, pedí café, hacía frío. Me encontraba en la calle principal del pueblo, la misma en la que había visto fotos de tanques destruidos en el fragor de la batalla años atrás. La misma calle. Desde el cristal me sentía observado por la camarera y tres lugareños, extrañados tal vez por mi acento franco-navarro, mi guerrera militar, o mi cuaderno de notas Moleskine que apuntaba sin cesar a borbotones mientras ojeaba las fotos con mi Sony X-peria. Allí aparecía un nombre, un héroe de guerra alemán, una leyenda llamada Michael Wittmann. Probablemente el mejor dominador de tanques de la II Guerra Mundial.
Tenía sed, el café era fuerte y pedí un vaso de agua. Bebí de un trago cogí un puñado de frutos secos, pagué y salí de aquel antipático y único bar. Había parado de llover y un hilo de luz caía en diagonal indicándome un punto indeterminado de la calle. El día me había dado una tregua para recorrer aquel enclave, y me ofrecía la oportunidad de respirar la historia de una de las hazañas más legendarias de la II Guerra Mundial.
DSCF1263
Por un momento respiré una mezcla de humedad estival y combustible, no era difícil imaginar calle arriba el sonido de los pesados e imparables Tiger que se acercaban impetuosos con su amenazante color pardo y su camuflaje mortal en el giro seco de su torreta destructiva.
Erguido sobre su tanque un busto espigado con traje negro, gorra y auriculares daba órdenes monosílabas en alemán y movía las manos dirigiendo al conductor, su brazo marcaba el trazo a seguir y cada cierto tiempo divisaba el horizonte con sus prismáticos. No parecía un hombre, era todo uno, tanque y persona de una pieza: Tiger y comandante, comandante y Tiger… era Michael Wittmann.
vil26
Números rojos con borde blanco marcaban el 205 del Tiger en ambos laterales de la torreta, el tanque se acercaba quebrando el asfalto y el suelo temblaba bajo mis pies, un sonido metálico como un quejido de otro tiempo hizo detener el carro. El tanque clavó sus frenos a escasos metros de mí. Aprecié con respeto la enorme mole de acero con su pintura de camuflaje, parecía respirar como un ser vivo. Tenía anchas cadenas, un enorme cañón, su altura imponente… Era un elefante mecánico de guerra, aprecié todo su lateral. El busto de Michael Wittmann recortaba la tarde, se giró hacia mí y me miró a los ojos, tenía los ojos brillantes y negros, con el destello de los que no se detienen ante nada, joven pero curtido. De unos treinta años, pulcramente afeitado con un gesto de leve superioridad pero a la vez sereno, no me habló. Pero hizo dos cosas: Lanzó una mirada a mi cuaderno, después volvió a mirarme y acto seguido esbozó una leve sonrisa, muy breve casi fugaz mientras de nuevo orientaba su atención al frente y espetaba una orden a su conductor que no comprendí. El motor rugió de nuevo como el tigre que era y el sonido metálico surgió de sus entrañas como un depredador para avanzar y perderse en la tarde de Villers-Bocage.
Fue entonces cuando supe que tenía que escribir la historia de este pueblo y de aquel Hombre Tigre y Elefante.

Continuará…
Dedicado al amigo Fran Z. (Él sabe quién es)
Nordfrankreich, Panzer VI (Tiger I)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s