Crónicas Normandas -Capítulo 15- Omaha Beach Sector Dog Green

DSCF0940Omaha beach, sector Dog Green. La mitad de los hombres murieron antes de llegar a la orilla, el humo cubría parcialmente las fortificaciones alemanas que escupían fuego sin parar, horas de acero, sangre y muerte. El 50% de los hombres murieron sin ni siquiera alcanzar la orilla. El oleaje se mostraba feroz por el efecto devastador de morteros y cañones enemigos, una lancha LCA desapareció literalmente hecha añicos. No hubo apenas resto de los soldados que la integraban, otras muchas corrían igual suerte. Prácticamente todos los oficiales y suboficiales habían muerto y los soldados que llegaron a los obstáculos buscaron protección, luchando por su supervivencia.

Como dijo Ike Eisenhower: “Murieron para que el mundo pudiera seguir siendo libre, solo en esta playa hubo más de 2000 bajas. Es una muestra de lo que los hombres pueden llegar a hacer con tal de no convertirse en esclavos.”
DSCF0951
¿Cuándo se marchita la gloria?

Mi pensamiento acude a la reflexión del maestro José Luis Cardero:

“Pasan horas en compañía de lo negro y siniestro. Vienen gritos extraños con las gaviotas, junto a los pájaros de las tormentas, quizá desde este mundo, tal vez desde el otro.
Llaman algunas voces para avisar, para prevenir de algo que está llegando, algo que es necesario superar, en lo que es necesario creer. Para culminar y hacer desaparecer con ello el miedo asomado entre nubes y aguas que cabalgan por el horizonte. Para marchar definitivamente hasta cualquier parte al lado de esas sombras vacías y, seguramente, no regresar.
Al cabo de todo ello, el vuelo, la ruta a través del mar desencadenado. Vibraciones y desasosiego. Golpes del paracaídas, salpicaduras de olas que no conocen ni reservan porvenir alguno. Frío de un agua negra. Resbalones y silbidos de la muerte que pasa tan próxima. Llamas. Truenos. Impulsos. Mareo. Miedo.
Nuestra tejedora ha detenido por un instante su labor. La Gran Artesana nos mira para elegir entre nosotros. Nada nos espera ya, sino una mullida pradera, al otro lado del Destino”

Destino, recuerdo y honor. Honor y presente en la memoria de los vivos.
-23 de agosto de 2011- Atardece en Omaha beach.

DSCF0945

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s