Destino oculto.


Con título original “The Adjustment Bureau” Destino oculto tiene poco más que un sugerente trailer. La idea inicial es buena, novedosa y atractiva, pero los guionistas, el director, y hasta los actores se encargarán de cargarse la película conforme avanza el filme.

Una prometedora y vanguardista idea central: El destino manipulado por fuerzas sobrenaturales, ajenas e invisibles a nuestros ojos, que se encargarán de modificar todas aquellas pequeñas imperfecciones que hagan alejarse al individuo del “plan establecido”. El problema viene cuando todo esto pretendemos plasmarlo a lo largo de 107 minutos y la película llega un momento que no la sostiene ni el bueno de Matt Damon. Y más cuando en mi caso, venía de ver la magnífica “The Informant” en donde el actor esta que se sale.

Para empezar, Matt Damon hace de un jóven aspirante a congresista, un político triunfador, un chico bien pero con duro pasado, hecho así mismo con buena planta y mejor discurso. En su camino se cruza con la poco convincente Emily Blunt, actriz de falsa sonrisa que incluso parece entorpecer la actuación de Damon. Aquí nos quieren vender una química especial entre ambos, química que nadie ve en toda la película, y que desde el minuto uno con el frio beso de los lavabos nadie se cree. A partir de entonces ambos lucharán por su amor… y comenzará a diluirse el film como un azucarillo. Para acompañar este drama romántico edulcorado, el lío de puertas interdimensionales que se abren y se cierran, los supuestos ángeles poco convincentes que aparecen representados más bien como unas desfasadas figuras trajeadas con aires de los 50, claro guiño a las comedias románticas de san valentines de turno con sombrero de ala ancha. Y es que para pasar por una de estas puertas dimensionales, uno debe llevar un sombrero puesto, gorra, visera o bombín también vale, no llevar tocado te impide pasar y si giras la manilla hacia un lado en vez de hacia el otro tampoco… Tantas tonterías juntas es casi un insulto al espectador. Es entonces cuando la peli se convierte en pueril, resulta que los ángeles andan con gorros y cuadernos moleskine electrónicos, hay piques entre ellos y el director general, que en ningún momento se refieren a él como dios, sino como el gerente de una empresa, tiene en nómina a todos estos individuos y lo peor de todo que hasta Dios se equivoca, y gracias a ello se enderezará la historia de amor. Y digo yo… ¿No tendrá Dios mejores cosas que hacer que centrarse en el rollete de un político pijo y una bailarina de ballet?

Hay un momento que hasta uno cree que el mismísmo aspirante, en un futuro, a la Casa Blanca puede llegar a colarse en el cielo y hasta en el despacho del Altísimo. Vamos, que casi roba el llavero a San Pedro. Y todo ello gracias al triunfo del amor.

Viva el ballet, la política y los sombreros de fieltro.

Lo mejor: la idea inicial.
Lo peor: Emily Blunt.

Anuncios

2 Respuestas a “Destino oculto.

  1. La película aún no la vi, aunque desde que vi el trailer estoy buscando algún tiempo para mirarla.
    “química que nadie ve en toda la película” ” y que desde el minuto uno (…) nadie se cree”…. qué, le preguntaste a cada uno de los que asistió a la función??
    No se puede generalizar tanto, en todo caso tu no habrás visto la química, o no te la habrás creido.

    Miraré la pelicula y luego si recuerdo echaré un ojo por completo a esta critica que nadie comparte (quiero decir, que yo no comparto, que digo? si aun no he visto la pelicula…

    • Hola Martín,
      ante todo muchas gracias por leer el artículo y por tu comentario. Como bien dices no me creo la intepretación de Emily Blunt (sobre todo) aunque no pretendo generalizar, tan solo es una opinión personal y subjetiva sobre la cinta, y si “peco” de generalizar es simplemente porque lo veo evidente. Lo bueno es que el cine es muy democrático y cada cual puede formarse su propia crítica desde su visión de la misma, siempre en la discrepancia y la discusión constructiva está el aprendizaje, del cual siempre me he nutrido, jamás siento cátedra ni intento imponer ni mucho menos mi opinión. Simplemente compartir emociones y pensamientos acerca de este mundo de sueños.

      Un abrazo y ya me contarás si te gustó.

      Mikel Navarro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s