El castillo maldito


Mary es la heredera de un castillo ubicado en una misteriosa isla junto a Cuba, a pesar de las amenazas recibidas para no tomar posesión de este castillo encantado Mary viaja para visitar su nueva propiedad, y lo hará en compañia de Larry Lawrence un locutor de radio que cree haber asesinado por error a un miembro de la mafia.

El castillo maldito es una película de 1940 dirigida por George Marshall y protagonizada por Bob Hope y Paulette Godard. Una comedia de terror con una excepcional dosis de suspense muy bien aplicada. La película esta magistralmente estructurada y maneja a la perfección los personajes conjugándolos entre sí en una trama ágil que sumerge al espectador en esta historia de enredos y equívocos donde nada es lo que parece. Asesintatos, mafia, aventura, fantasmas, zombies, momias, vudú, barcos, castillos y humor, mucho humor con abundantes frases ingeniosas y situaciones que invitan a la sonrisa. Un film en el que se entremezclan diversos géneros con gran maestría, una especie de comedia de cine negro que homenajea al género de terror. Muy acertada la pareja compuesta por los actores Willie Best y Bob Hope, el primero interpreta a Alex, una especie de criado de Hope. Alex, el actor negro trabaja a la perfección y es el equilibrio perfecto de su compañero, Larry Lawrence. Juntos forman una pareja de altura que rápidamente conectan con el espectador. Llama la atención un jóven y ya curtido por entonces Anthony Quinn.

Esta película se compone principalmente de tres partes. El inicio en Nueva York (principalmente en un lujoso hotel de la ciudad), el viaje en barco a Cuba y el castillo en esta isla,(en la ficción) llamada La isla negra, que al parecer pertenece al pais caribeño.

El castillo maldito es un filme para visionar en compañía, a poder ser en noche de tormenta y aderezada con unas crujientes palomitas, y se vé sin apenas esfuerzo a pesar de ser un film de 1940. The Ghost Breakers (título original) Ha sabido envejecer como el buen vino y si bien tiene un final, aunque bien resuelto, un tanto escueto y algo precipitado (Se echa de menos 5 minutos más para que tenga un The End más sosegado) la película se disfruta y bien merece un homenaje 71 años después.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s