Goya Far-West

El cine actual apenas me interesa, respeto el cine español y el trabajo que realizan tantos y tan buenos profesionales que hay en nuestro país porque conozco y sé que el esfuerzo es bárbaro. Pero esta claro que estamos ante una crisis de identidad propia, Italia y Francia la tienen, nosotros no. Tenemos destellos de lucidez pero ya se encarga la política, la farándula, nuestro carácter y otros factores de oscurecerlo todo. No solo hace falta talento sino un poquito de autocrítica.
 
¿Por qué llamar premios Goya a unos premios cinematográficos? podíamos llamarlos Premios Chomón, por el olvidado Don Segundo de Chomón, un artesano del cine, pionero del montaje, artesano del celuloide y así honrar su memoria y su contribución al mundo del cine. O los olvidados que reinaron en Hollywood cuando la Industria era un solar:
Los Villarías, Neville, Cugat, Imperio, Montiel, o hasta la propia Rita Hayworth (Margarita Carmen Cansino) de padre sevillano. Aquí seguimos con Cindy y no Crawford precisamente, tampoco “Sindy” por aquello de “sin dientes” sino “Sinde” su ley puede operar en el viejo far west pero no hoy en día, en donde Internet es un vasto y extenso lugar, inhóspito en ocasiones, feroz, cruel y maravilloso pero LIBRE. Libre como era Monument Valley cuando los Navajos perseguían diligencias de rancios ocupantes, libre como cuando Toro Sentado relataba cuentos ancestrales a los pequeños Sioux al calor de la lumbre, libre como cuando Jerónimo gritaba al galope caballos salvajes de ausente montura. Libre como cuando los tramperos competían con los Crow por el mejor coto de caza, libre como la fiebre del oro, la conquista del oeste, el sonido de los bisontes, los desayunos entre carretas y el aullido de los coyotes en el atardecer de cactus y escorpiones.

Internet es el Oeste del Siglo XXI, en donde coexisten bandidos, exploradores, cazarrecompensas, Indios, Vaqueros, Schérffes, cuatreros, ejércitos, buscavidas, rángers, ruedas de paja, ranchos por edificar, abrevaderos, whisky, saloones, confederados y yankees y no pocas serpientes de cascabel.

En nuestro panorama actual el cine español ocupa el espacio de ese fuerte en medio del desierto, un fuerte que protege un tesoro, un fuerte inexpugnable protegido por cañones de política, vigías empresariales, fosos cercados de publicidad, estacas afiladas de subvenciones y torretas de favores a cambio. Un Fort-Apache menos apache que nunca.

¿Quién acabará derribando esos muros de apariencia y falsedad? Tal vez un caballero alegre y audaz que de día y de noche cabalgando va, que canta su canción osado en busca del Dorado, montes de luna cruzando a valles de sombra bajando y siempre cabalgando.

Llegará la juventud de Mississipi, el carácter de Wayne, la amición de McQueen, la ironía de Newman, el sudor de Van Cleef y la mano fría de Eastwood para empuñar un revólver a la española,
un revólver que disparé el viento del pasado almeriense y derribe la hipócrita alfombra que cubre este fuerte del cine español, más debil que nunca. Tal vez sea entonces cuando adentrándose en sus mazmorras se descubra el ansiado tesoro, dudo de que quede algo, pero aunque solo sea polvo habrá merecido la pena el intento, solo queda saber quién será el elegido. Quizás nunca haya estado escrito, hasta ahora.
Por ahora Alex de Church ha intentado ser el reverendo de esta historia, jugando a ser un Eli Wallach devaluado, faltando a su lado El bueno ese al que todos esperamos, se ha quedado el feo y la mala.

Afortunadamente yo estoy a salvo escribiendo estas líneas en un lugar fronterizo y durmiendo entre blancas sábanas, protegido por un pueblo sureño y temeroso, tal vez sea como Robert Vauhgn el último de los siete magníficos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s