Series de nuestra vida: Corrupción en Miami (Miami Vice)

Permitanme seguir con este paréntesis televisivo que hago de vez en cuando dentro de este blog de cine. Sigo realizando un merecido homenaje a las series de nuestra vida, esas que hicieron de un tiempo pasado un bonito recuerdo, otra añoranza que les brindo para ustedes, emotivos nostálgicos televidentes, espero les guste.

CORRUPCIÓN EN MIAMI


Miami Vice fue un impacto en muchos sentidos: Moda, deporte, acción, estilo de vida, música…
El comienzo de la serie es refrescante y colorido, porque en esta serie la luz de Florida es especial, no sólo puso de moda toda la parafernalia de su entorno, sino que marcó un antes y un despúes en las vacaciones de los estadounidenses, veranear en sus playas se convirtió en algo tan habitual que el próximo objetivo fue sin duda un paradisíaco retiro para jubilados y millonarios en busca de modernidad y lujo.

Las apuestas hicieron furor y la gente de clase media comenzó a animarse por ellas y todo lo demás, querian vestir mejor, parecerse a Sonny Crocket y Ricardo Tubbs, cuidar más la imágen. Un deporte se puso más de moda que nunca, El Jai Alai o Cestapunta, ese deporte ancestral de la pelota que tantos vascos y por supuesto navarros pusieron de moda al hacer sus américas.

La música espectacular con los sintetizadores de Jan Hammer, un checo que se hizo de oro. Aunque hay que destacar que en la primera serie que se utiliza este tipo de música fue en la serie “Street Hawk” o “Halcón callejero”.
<
Otro icono de la serie el Ferrari Testarosa, aunque él no fue el primero. El Ferrari 365 Daytona Spider que gastaba al principio, era una replica de fibra de vidrio montada sobre un chasis de Corvette.
En un capitulo unos colombianos, lo vuelan con un misil. A partir de ese momento aparece con un Testarossa “Bianco”. El coche fue un ofrecimiento del importador de Ferrari en USA, Luigi Chinetti, para promocionar las ventas de ese modelo y porque le dolía que en la serie apareciera una replica barata del Daytona en vez de uno de los 121 originales existentes.

La moda tuvo su importante repercusión y más concretamente la gloria fue para el diseñador Adolfo Dominguez, que se convirtió en el número 1, sus trajes claros de americana y camiseta hicieron que tiráramos a la basura la corbata. Recuerdo que en bodas veraniegas era habitual ver a mas de un Sonny Crockett , no faltaban las gafas negras de sol, claro!.

Hablemos un poco de nuestros protagonistas, Philip Michael Thomas, o Ricardo Tubbs en la serie.
Nació el 26 de mayo de 1949 en Columbus, Ohio (USA).
Comenzó en el mundo de la interpretación debutando en un pequeño papel en el film de serie B “Come Back, Charleston Blue” (1972).

Su carrera prosiguió en esta línea alternando films insustanciales con apariciones como actor invitado en series como “La mujer policía”, “Centro médico”, “La mujer maravilla” o “Starsky y Hutch”.

En 1980 vino a España para rodar el horrible melodrama de amor interracial “El hombre de los hongos”, en el que compartió cartel con Adolfo Marsillach.

En 1984 consiguió el papel de su vida con la serie “Corrupción en Miami”, encarnando al detective de antivicio Ricardo Tubbs, compañero del rudo Sonny Crockett (Don Johnson). La serie obtuvo un éxito a nivel mundial (que aprovechó para sacar al mercado su propio y desastroso single) y lanzó a la fama a la pareja protagonista. Además puso de moda el particular vestuario del diseñador español Adolfo Domínguez, en el que se mezclaban las americanas con chaquetas a juego, acompañadas de camisetas deportivas. En su caso, casi siempre con tonos más oscuros que los de Johnson y alternando más la corbata. Después de 5 temporadas, la serie fue cancelada en 1989, pero enero de 1990 se grabó un especial de dos horas que puso el punto y final a la historia. Aprovechando su fama, llegó a grabar un disco bastante infumable llamado “Somebody” (1988).

Tras este trabajo, la carrera de Philip Michael Thomas comenzó a entrar en decadencia, participando en 1991 en la miniserie italiana “El maxipolicía”, junto a Bud Spencer.

Sus siguientes trabajos en los 90 sólo fueron como invitado en otras series como “Superboy”, “Perry Mason” o cuando fue requerido por su amigo Don Johnson en “Nash”. Al mismo tiempo participó en otra miniserie italiana junto a Bud Spencer “Noi siamo angeli” (1998).

En 1998 se declaró en bacarrota y en 2002 sufrió una estafa a manos de la empresa Traffix, a la cual demandó, ya que no le pagaron los 14 millones de dólares prometidos, para que promocionara un producto comercial. Tras ganar el juicio se ha recuperado económicamente y en la actualidad está casado y es padre de familia.

Sus últimos trabajos como actor han sido poniendo su voz al vídeojuego “Grand Theft Auto: Vice City” e interviniendo en el film de serie B “Fate” (2003).

Aunque el espejo de muchos jóvenes y no tan jóvenes de la época fue Don Johnson, un atractivo actor para el sexo opuesto del que vestir elegante e informal a la vez con un pelo concreto (algo de secador y un poquito de greñas) añadiendo a eso 3 dias sin afeitado fue un cocktail irresistible para más de una y de dos.


Nació el 15 de diciembre de 1949 en Missouri (USA).
Se introdujo en el mundo de la interpretación cuando estudiaba en la Universidad de Kansas, allí participó en montajes amateurs.

Debutó como actor profesional en 1968 en el American Conservatory Theatre de San Francisco, con la obra musical “Your Own Thing”. Allí fue descubierto por el actor Sal Mineo que le dio un papel en el montaje “Fortune and Men’s Eyes”.

En 1970 intervino en su primera película, el drama “The Magic Garden of Stanley Sweetheart”.

En 1972 se casó con Melanie Griffith, por aquel entonces una actriz aún desconocida, iniciando una relación intempestiva repleta de drogas y alcohol.

A principios de esta década colaboró en films de escasa relevancia: “El experimento Harrad” (1973), al lado de su suegra Tippi Hedren; el drama protagonizado por Nick Nolte “Return to Macon County” (1975) o un inclasificable film de ciencia-ficción apocalíptica titulado “A Boy and His Dog” (1976), que significó su primer papel protagonista.

Tras divorciase de Melanie Griffitth en 1976, a finales de los setenta fue habitual verlo en telefilms o como actor invitado en la series “Kung Fu”, “Las calles de San Francisco” y “Barbany Jones”.

Al comenzar la década de los 80 empezó a destacar participando en célebres telefilms y miniseries: Fue Elvis Presley en “Elvis and the Beauti Queen” y heredó los papeles del soldado Prewitt y Ben Quick (que en el cine habían hecho Montgomery Clift y Paul Newman) en sendas adaptaciones televisivas de “De aquí a la eternidad” (1980) y “El largo y cálido verano” (1985).

En 1984 se convirtió en toda una estrella de la pequeña pantalla gracias a la célebre serie policiaca “Corrupción en Miami”. Su papel era el del detective de antivicio Sonny Crockett, que limpiaba las calles de Miami junto a su compañero Ricardo Tubbs (Philip Michael Thomas), siempre bajo la atenta mirada del Teniente Castillo (Edward James Olmos, del que después hablaré). La fama que le reportó , fue tal, que hasta llegó a hacer un dueto musical junto Barbra Streisand (con la que vivió un romance ocasional, aunque cueste creerlo), grabando el tema “Till Loved You”, así como dos exitosos discos en solitario: Heartbeat” (1986) y “Let it Roll” (1988). En 1987, durante un episodio de la serie, en el que Melanie Griffith aparecía como actriz invitada, Don se reencotró con ella, se reconciliaron y acabaron casándose de nuevo en 1989.

Una vez concluida la serie con un especial de dos horas estrenado en 1990, trató hacerse un hueco en el cine, pero todos sus proyectos resultaron fallidos: el thriller de John Frankenheimer “Tiro mortal” (1990), la impresentable comedia de acción “Dos duros sobre ruedas” (1991), al lado de Mickey Rourke; un mediocre remake del clásico de la comedia “Nacida ayer” (1992), co-protagonizado por Melanie Griffith y John Goodman o la penosa intriga judicial “El abogado del diablo” (1993), un film que cuesta creer que fuese dirigido por el veterano Sidney Lummet, en el que tenía a Rebecca De Mornay como compañera de reparto.

En 1995 Melanie Griffith, se divorció por segunda vez de él, para casarse con Antonio Banderas.

En 1996 hizo un papel secundario en la insulsa comedia deportiva centrada en el mundo del golf “Tin Cup”, junto a Kevin Costner y Rene Russo.

A finales de ese año, el intérprete decidió regresar a la pequeña pantalla con la serie policiaca “Nash”, donde encarnó a Nash Bridges un policía eficiente y divorciado, que vive junto a su hija adolescente. Tuvo una buena aceptación en Estados Unidos, permaneciendo en antena durante 6 temporadas, hasta 2001.

Tras finalizar esta producción, en los últimos años se ha mantenido inactivo, sufriendo además problemas legales y económicos, interviniendo únicamente como actor en el telefilm “World of Honor” (2003). En 2005 regresó a la pequeña pantalla con la serie de abogados “Just Legal”, que se estrenó en otoño en Estados Unidos. La serie que no tuvo buenos índices de audiencia y fue cancelada por el canal Warner Bros. En 2007 ha actuado en los films “Moondance Alexander” y “Bastardi”. Desde 1999 está casado con Kelley Phlege y ambos son padres de tres hijos.

Este su pequeño gran homenaje. Todos quisimos ser Sonny Crockett.

Edward James Olmos
El teniente Castillo imprescindible, pieza clave de la serie, contraposición al atractivo de los protagonistas, su rudeza e incomodidad visual hacía un poco creíble, solo poco, la serie. Buen actor, un luchador nato gran activista social y mejor persona.
Fecha de nacimiento: Nacido el 24 de febrero de 1947
Lugar de origen: Los Angeles, California. Sus padres eran inmigrantes de México.

Ganó un Emmy en 1985 y dos Golden Globes, uno en 1986 y el otro en 1995.
Nominado en 1978 por un Tony y en 1988 por un Academy Award.
<
James Olmos tenía ocho años cuando sus padres se divorciaron. Era una época muy dura de su vida y Olmos empezó a jugar al béisbol para olvidar el divorcio de su madre y padre. Él tenía talento para jugar el deporte pero en su adolescencia lo dejó por cantar en una banda. Olmos confesó que no podía cantar bien pero podía gritar y bailar muy bien.

Olmos estudió psicología en East Los Angeles College. Durante sus estudios, tomó una clase de drama y descubrió que tenía el don para actuar. En 1978 jugó el papel del Pachuco en la obra de teatro Zoot Suit en Los Angeles. El drama sobre los chicanos logró ser un gran éxito y lo estrenaron en Broadway.

Olmos tenía bastante fama y su próximo papel era un documental sobre Gregorio Cortez. Cortez era un mexicano pobre que las autoridades de Texas estaba buscando hace mucho tiempo. La televisión publica estrenó la pélicula en castellano sin subtítulos en inglés.

A lo mejor, Olmos es más conocido por su actuación en Miami Vice como Martin Castillo. Él ganó un Emmy en 1985 y un Golden Globe en 1986. Por un lado, Olmos le gusto su personaje pero confesó que muchos personajes de la serie solo eran estereotipos y no había mucha trama.

Por otro lado, Olmos estaba muy satisfecho desempeñar la parte de Jaime Escalante en Stand and Deliver en 1988. La película trataba de un profesor de matemáticas, Jaime Escalante, de Bolivia, que les enseñó a sus estudiantes tomar y aprobar un examen avanzado de cálculo. La cosa más curiosa es que era una historia verdadera de una escuela pública en Los Angeles afligida por la violencia de pandillas. Olmos piensa que “la película es sobre el triunfo del espíritu humano y de algo que hemos perdido- la felicidad de aprender.”

Actuó en varias películas hechas para la televisión y el cine. Muchos de sus proyectos son dramas sobre la vida de los mexicanos en Los Angeles. También, salió en una película que se trataba de un activista en Brasil. La estrenó en HBO y Olmos ganó un Golden Globe en 1995 por su parte.

J.O. ha trabajado mucho en las comunidades de Los Angeles. Después del alboroto en 1992, Olmos formaba parte de la organización para reconstruir la ciudad. Además, él ha dedicado mucho tiempo ayudar a los jóvenes, incluso los que son miembros de pandillas. Olmos estaba en peligro con la mafia mexicana después de hacer la película American Me en 1992 sobre su pandilla. Edward todavía visita escuelas en las ciudades e inspira a los estudiantes con su mensaje de si él puede tener éxito cualquier persona pueda.

Bueno, y para acabar (de su remake cinematográfico no haré ni hablar) que mejor que terminar esta entrañable dedicatoria a la serie con su último y memorable capítulo, no se pierdan sus frases, su música su montaje final. Todo tiene su fin y este fue exquisito. Dios bendiga a Michael Mann.

Anuncios

7 Respuestas a “Series de nuestra vida: Corrupción en Miami (Miami Vice)

  1. Hola, enhorabuena por la página, las críticas y homenaje a la serie, ahora la estoy viendo desde el principio y la verdad es que con los años no ha perdido, es como dices, hay un antes y un después de una serie que marcó tendencia. Hay pocas cosas en la actualidad, que se le puedan comparar… por entonces algunas series tenían calidad cinematográfica tanto en la dirección y ejecución de los planos como en producción y dirección. Ahora muchas series son descafeinadas y ridículas, llenas de mogigatería pésima calidad de filmación…; Salvando de la quema Misfits, bastante original e imaginativa, da que pensar y mola la estética videoclipera; Sons of Anarchy, soberbia, al menos los capítulos que he visto y Dexter, las primeras temporadas porque en las últimas estropean la serie, conviertiéndola en un pastel lamentable,… La inmensa mayoría son lamentables en la actualidad y las buenas no las emiten si no pagas bien el canal. . . La clase media y baja tenemos que conformarnos con sosas series de policías, quieren transmitirnos los valores de sosos y aburridos polis que nada tienen que ver con el estilo, la originalidad y la personalidad de Ricardo Tubbs y Sonny Crocket y cómo no del personaje que interpretaba Edward James Olmos. Ya sé que Miami Vice era una fantasía, pero una fantasía que nos impulsaba a querer ser mejores y tener personalidad propia, a pedir cine y series de calidad.

    • Muchísimas gracias Juan por tan brillante comentario con el que, por supuesto, estoy muy de acuerdo. Hace unos años me ocurrió una anécdota con una actriz de una conocida serie de tv española, me preguntó por algo en concreto así al azar y yo estuve dialogando con ella de forma natural durante un buen rato, se debió sentir cómoda y al final la charla se prolongó, pero tuvimos que irnos a otro sitio ya que la gente la interrumpía constantemente al reconocerla… Ella me agradeció mi tiempo y algo sorprendida me preguntó si no seguía la serie, ya que le chocaba que no mostrara cierto “interés” por ella, mi respuesta fue: “Lo siento no sigo ninguna serie actual, me quedé anclado en El Equipo A” jajaja y así fue, no le mentía. Y es que dónde se quedaron, como bien dices esos valores, que aunque en este caso eran puramente infantiles, por favor, que me los devuelvan, que quiero seguir siendo niño para siempre.

      Un fuerte abrazo amigo Juan.
      Mikel Navarro–

  2. la serie es un poco chusca y la pelicula pierde el guamur exajera a los personajes recordemos que en esa serie de tv miami vice era el reto por ser conocidos como detectives pero en la pelicula como que quieren provar que no sea una serie olvidada y retoma lo esencial del narcotrafico perdiendo a los personajes su esencia de la serie

  3. rafael castillo desde venezuela-yaracuy es muy buena la serie siempre la veo por canal cable canal 13 TCM no me la `pierdo todas las noches

  4. Pingback: Recopilación de las 101 series extranjeras más vistas y recordadas de la historia de televisión - Estudie EGB

  5. Grandísima serie con grandísimos actores, que felicidad me trasmite esta serie, esa época fue muy feliz, se empezó a vivir la vida y se notaba mucha felicidad en la mayor parte del mundo. una felicidad muy sana. Por la pagina, muchísimas gracias, en mi opinión, tal y como está el mundo, las cosas importantes no se valoran, una lastima… Gracias de nuevo, ahora continuaré viendo la serie aun más entusiasmado, ya que conozco mucho más a los actores. Un saludo. te doy un 10 por la página. Cuando la termine quiero ver “Nash Bridges” espero que me guste tanto como me está gustando Miami Vice.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s