El club de los poetas muertos

Carpe diem porque tempus fugit, aprovecha el momento el tiempo se escapa, mirad, mirad esos jóvenes muchachos invencibles pero muertos, siempre vivos en nuestro recuerdo que debemos avivar, escuchad, escuchad detenidamente sus susurros, sus gestos que nos animan a vivir.

Vivid, vivid por su memoria por su nostálgico pasado, por nuestro próximo futuro de presente acelerado. Y detengámonos, para acercar nuestros ojos al blanco y negro de sus peinados, de sus ropas planchadas al calor de un hogar que ya no existe en nuestro mundo. Son el espejo de nuestros días, un espejo condenado al olvido, que hoy rescata el cine de marco, va por ellos, por ellos y por nosotros, somos su legado… Después vendrán otros…”Haceed que vuestra vida sea extraordinaria”.

Bienvenido al Club de los poetas muertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s