Al Leong, Homenaje a -el chino de las pelis-.

Seguro que lo han visto mil y una veces pero no saben cómo se llama, se trata de Al Leong y sin duda merece un digno homenaje este actor que lleva ya muchos años haciendo de “malo”, es uno de los villanos más entrañables de la historia del cine, no precisamente por su bondad (interpretativamente hablando) ya que en la vida real es una gran persona, sino por su tenacidad en lo que ha hacer de malo se refiere. Sin duda en un concurso de mercenarios él saldría el primero, ya que siempre fue el primero en presentarse a los miles… que digo, ¡millones de castings! que han existido y existen en Los Angeles, como coloquialmente se dice Leong se apuntaba a un bombardeo. Muchas de sus interpretaciones han sido meros cameos y otras tantas muchas ni siquiera ha aparecido en los títulos de crédito. Pero eso daba igual, siempre llamó la atención, su rápida silueta, calvo y con greñas y ese bigote de Fu Manchú no pasaba desapercibido, siempre haciendo el cabr… disparando con una metralleta corta automática tipo UCI, inigualable… había veces incluso que podía morir tres o cuatro veces en la misma peli, porque eso sí, el pobre Leong siempre moría, no hay una sola que haya acabado vivo.

Albert Leong, ese es su nombre, lo de “Al” queda más artístico y pega mejor, la verdad que llamarse Albert siendo oriental suena un poco raro. Hay mucho de misterio en torno a sus orígenes, a pesar de ser un respetado cuidadano norteamericano de origen oriental muy pocas personas, solo sus allegados, saben cuándo nació, su edad es un misterio, algo que nunca ha querido desvelar, celoso de su intimidad aunque quien lo conoce bien dice de él que es un hombre muy generoso y simpático.
<
Sé que esta mal hacer comparaciones, no es mi intención pero podemos acercarlo a otro ya consumado icono del llamado “malo” o “villano” de los últimos años, el también cotizado Danny Trejo, que sería su homónimo latino. Si a alguien se le ocurriera juntarlos para hacer de malos en una peli, enmarcaría la cinta y la colgaría en mi salón.
Se cree que debutó una breve aparición en la película “En los límites de la realidad” (1982). Y digo “se cree” porque no hay dios (perdonen por la expresión) que realmente sepa cuando aparece en el mundillo audiovisual, porque ha participado en más casting que nadie.

A parte de su constancia, cabe destacar su mirada y sus movimientos que al parecer encandilaban a los directores de casting a la hora de elegir un buen extra, se nota que estudió coreografía y viene de la escuela de arte dramático chino, ese teatro gestual tan característico y sobresaliente en lo que a expresión corporal se refiere. Su gran mérito reside en que a pesar de que nunca tuvo relevancia interpretativa en los filmes en los que participó, hoy cuenta con un ejército de seguidores, tiene Club de Fans, por algo será.
Comenzó su carrera doblando escenas de riesgo y siempre aceptando todo tipo de trabajo por duro o arriesgado que pareciera. Su gran forma física siempre llamó la atención, y es que una de sus obsesiones es la musculación y las artes marciales.

Como antes decía siempre ha hecho de malo y siempre muere, pero cabe destacar una película que salta esa regla general, me refiero a “Cage” de Lang Elliott en 1989, aquí hasta tiene algo de diálogo que comparte con Lou Ferrigno y hasta hace de “bueno”. ). A principios y mediados de los 80 colaboró en episodios de las series “Hart y Hart”, “El coche fantástico”, “Magnum”, “El Equipo A”, “T.J. Hooker” y “MacGyver”.
Ha hecho más películas que Jet Li, Jackie Chan y Bruce Lee juntos, hay que honrar de una vez por todas su figura y qué mejor que este homenaje de una leyenda viva.
Al Leong tiene lo que se pueden llamar “apariciones fugaces”. Lo vemos, lo reconocemos, su bigote identificativo, su calva incipiente y su melena … Pim, pam pum! Aunque muera a los 20 segundos perdura en nuestro subconsciente… que bueno es.

Desde mitad de la década de los 80 y durante los 90 podemos decir que fue su “época dorada” en films de acción, aventuras y ciencia ficción. Pelis de culto en el mundo del video como “Golpe en la pequeña China” (1987) de John Carpenter (como un experto en artes marciales que desafía a Jake Burton (Kurt Russell) cuando éste se encuentra acorralado en un callejón), “Arma letal” (1987) de Richard Donner (dando vida a Endo, un torturador de Martin Riggs (Mel Gibson), “Acción Jackson” (1987), “La jungla de cristal” (1988) de John McTiernan (como miembro del comando terrorista alemán), “Están vivos” (1988) de John Carpenter, “La alucinantes aventuras de Bill y Ted” (estrenada en 1989 y donde dio vida al mismísimo Gengis Kahn), “Libertad para morir” (1990), “Dark Angel: El ángel de la muerte” (1990), “Arma perfecta” (1991), “Superdetective en Hollywood 3″ de John Landis, “La sombra” (1994), “Doble Dragón” (1994), “2013: Rescate en Los Ángeles” (1996) de John Carpenter, “Godzilla” (1998) de Roland Emmerich (como un marinero que es aplastado por una pezuña de Godzilla al principio del film) o “Asesinos de reemplazo” (1998).

En los 90 hasta logró algún que otro papel algo más largo como es el caso de “Rapid Fire” (1992), donde fue el malvado Minh, que se enfrentaba a Jake Lo (Brandon Lee) al final del film o colaborando en un episodio de la serie “Kung Fu: la leyenda continua”.
En 2000 fue actor, director y guionista (debutando en esta dos últimas facetas) de una película de bajo presupuesto titulada “Daddy Tell Me a Story…”. A principios del siglo XXI colaboró en episodios de las series “Aquellos maravillosos 70″, “Al otro lado”, “24″ y “Deadwood”. En 2002 hizo otro breve papel como maestro asiático en “El Rey Escorpión” y en 2004 intervino en la película de serie B “Forbidden Warrior, “El chico de oro” (1986), “Black Rain” (1989) de Ridley Scott, “Doble impacto” (1991), “Hot Shot 2″ (1993), “Arma letal 4″ (1998) de Richard Donner, “El planeta de los símios” (2001) de Tim Burton, “Fantasmas de Marte” (2001) de John Carpenter (2001), “Daredevil” (2003) o “Hostage” (2005) de Richard Donner. En 2007 actuó en la película “Confessions of an Action Star”. Como dato curioso podemos señalar que en 1997 fue productor asociado de un film de bajo presupuesto titulado “Tuff Luk Klub”.

Y me dejo muchas otras… pero más o menos esto es lo destacable. En fin que por lo menos a partir de ahora lo de “El chino de las pelis” que hace de malo ya tiene nombre y merecidamente merece un sitio entre los grandes del cine, porque siempre se codeó con ellos… y¡¡ Merece un sitio ya hombre!!

AL LEONG, incombustible. Desde aquí le brindo mi homenaje.

<

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s